10 razones por las cuales estudiar en el extranjero es una gran idea.

In Estudiar en el extranjero by lcortes

Incluso los estudiantes más aventurados pueden sentirse nerviosos por estudiar en el extranjero. Imagina que finalmente encontraste el mejor lugar de estudio en tu ciudad y además tienes un gran grupo de amigos, ¿quién quiere dejar todo eso atrás? 

Te compartimos diez razones por las cuales estudiar en el extranjero es una gran idea.

1 El momento perfecto

Puedo ir a estudiar en el extranjero en unos años, dirás, “tal vez después de graduarme”. Claro… No te engañes pensando que tendrás toda esta libertad extra una vez que termines tus estudios. Las mismas presiones que te mantendrán en tu hogar ahorita estarán una vez que te gradúes, ¿y si decide encuentras un buen trabajo? Lo mejor es aprovechar esta oportunidad para ver el mundo antes de que te amarres. Hay muchos programas de estudio en el extranjero esperando a que te registres, te recomendamos comenzar a planearlo.

2 Harás nuevos amigos

¿Recuerdas la emoción que sentiste al comenzar la escuela, cuando nadie se conocía? Bueno, todos los que estudian en el extranjero vuelven a empezar desde el principio (pero esta vez con el reconfortante conocimiento de que los amigos de su escuela todavía están esperándolos en casa).

Encontrar intereses comunes con alguien que creció en todo el mundo es muy padre, y no termina allí. Dependiendo de tu programa, podrías encontrarte comiendo una comida nueva con nuevos amigos de Alemania o Canadá. ¡las posibilidades son infinitas!

3 Una nueva perspectiva

Ahora más que nunca, vivimos en una sociedad globalizada, por lo que es importante desarrollar habilidades para relacionarte. Ya sea que estudies ingeniería, literatura o política, ser capaz de pensar desde una perspectiva mundial te ayudará a enfrentar los desafíos modernos y a encontrar soluciones creativas. A medida que aprendes a ver el mundo a través de diferentes lentes, también aprenderá cosas nuevas sobre tu propio país y cultura.

4 Vivir

Durante varios meses, vivirás entre los lugareños, viajarás en transporte público y comerás la comida del país al que vas. El extranjero se vuelve familiar y tarde o temprano, te encuentras con un segundo hogar.

Cualquiera puede pasar sus vacaciones en Canadá, pero poca gente tiene la oportunidad de vivir allí, y por buenas razones. Mudarse a otro país es mucho trabajo. Necesitas encontrar un trabajo y un lugar para vivir, descubrir los costos de vida y completar páginas y páginas de documentación antes de poner un pie en territorio extranjero. 

Con estudios en el extranjero, puede obtener todos los beneficios de vivir en otro país, a través de programas basados en una estructura académica familiar. Con Estudiantes Embajadores estudiar en el extranjero es fácil: la parte más difícil es elegir qué llevarte y que dejar en casa.

5 Idiomas

Tal vez tus clases se imparten en inglés, tal vez no. De cualquier manera, seguro que recogerás algo del idioma nativo. De hecho, los estudios han demostrado que la inmersión es la mejor forma de aprender un nuevo idioma. Incluso si finalmente te olvidas de la mayor parte del árabe que recogiste en Túnez, esta experiencia te hará más compasivo con el inglés como segunda lengua en tu país. Por supuesto, ser bilingüe también es una habilidad que podrás comercializar más adelante.

6 Un semestre en tu CV se ve genial

Estudiar en el extranjero dice mucho sobre ti en tu currículum. No solo resalta un interés en otras culturas, y tal vez un segundo idioma, sino también tu capacidad de adaptarte a un nuevo entorno.

Estudiar en el extranjero muestra valor y una apertura a diferentes ideas. Algunos programas incluso ofrecen pasantías, lo que significa que podría mostrarles a los empleadores cómo tuvo éxito en un entorno profesional en el extranjero. Incluso tomando clases en otro país, promete traer nuevas perspectivas a la empresa o al lugar de trabajo. 

7  Tu independencia

Estás en un país nuevo, con solo una maleta y una mochila. El servicio de datos en tu móvil es irregular y nadie sabe quién eres. Nuestro personal del programa está ahí para ayudarte, pero estás más o menos solo. ¿Sientes eso? Es independencia. Acepta esa libertad, porque tu experiencia de estudiar en el extranjero depende de ti y aprenderás mucho sobre ti en el camino.

8 Amor a otro país

Todos elegimos un país en el mundo para ir de estudio por una razón. Quizás amas el rock, entonces vas a Inglaterra. Si decides estudiar en el extranjero en París, probablemente te gusten los croissants; Sin embargo, es posible que no te des cuenta de cuánto te gusta vivir en Francia hasta el tercer mes. Vive la experiencia.

9 Sistemas de educación diferentes

Cada país tiene su propio enfoque de la educación. Esto significa que, según su programa, las clases que tomes en el extranjero podrían ser muy diferentes a las que está acostumbrado. Investiga un poco sobre la educación en el país al que vas para que no te tome desprevenido, pero asegurarte de aceptar las diferencias una vez que estés allí y aprovecha las fortalezas o recursos particulares de esta escuela durante tu estadía.

10 Estudiar en el extranjero es inolvidable

Estudiar en el extranjero te dará suficientes historias para toda tu vida. Asegurate de guardar algunos recuerdos, como boletos de tren y fotografías, y mantén un registro de tus aventuras, porque es posible que no te des cuenta de lo increíble que fue tu semestre hasta que esté en casa.

¿Necesitas más inspiración? Contáctanos desde nuestro chat.

 

Comparte este post